Vaieshev

Resumen

Iaacov se establece en Jevrón con sus 12 hijos. Su favorito es Iosef, de 17 años. Los hermanos de Iosef están celosos por el trato preferencial que recibe, como por ejemplo, del saco multicolor que Iaacov le hizo. Iosef les cuenta a sus hermanos dos sueños que tiene, que profetizan que él esta destinado a gobernar sobre ellos, aumentando la envidia y el odio hacia él.

Shimón y Levi planean matarlo, pero Reuvén sugiere, a cambio, arrojarlo en un pozo, con la intención de volver más tarde y salvarlo. Mientras Iosef está en el pozo, Iehuda lo vende a una caravana de Ishmaelitas. Los hermanos manchan el saco especial de Iosef en la sangre de un cabrito y se lo muestran a su padre, haciéndole pensar que su más querido hijo fue devorado por una bestia salvaje.

Iehuda se casa y tiene tres hijos. El mayor, Er, muere joven y sin hijos, y su mujer, Tamar, es dada en matrimonio a su segundo hijo, Onan. Onan peca al derramar su simiente y, también, muere joven. Iehuda no quiere que Tamar se case con su tercer hijo. Determinada a tener un hijo de la familia de Iehuda, Tamar se disfraza como una prostituta y seduce a Iehuda mismo. Más tarde, Iehuda se entera de que Tamar está embarazada y la manda a matar por infidelidad, pero cuando ella muestra ciertos objetos personales que Iehuda dejó como garantía de pago, él admite públicamente que es el padre. Tamar tiene dos hijos, Peretz (ancestro del Rey David) y Zeraj.

Iosef es llevado a Egipto y vendido a Potifar, el ministro encargado de las carnicerías del Faraón. Di-s bendice todo lo que él hace y pronto es nombrado encargado de todas las propiedades de su amo. La mujer de Potifar desea al muchacho; cuando Iosef se niega a estar con ella, ella le dice a su marido que el sirviente hebreo trató de forzarla, y lo envían a prisión. Iosef gana la confianza de los carceleros, quienes le otorgan un cargo importante en la administración de la prisión.

En prisión, Iosef se encuentra con el Maestro de Coperos y Maestro de Panaderos del Faraón, ambos encarcelados por el rey. Los dos tienen un sueño, que Iosef interpreta; en tres días, les dice, el Maestro de Coperos será liberado y el Maestro de Panaderos será ahorcado. Iosef le pide al Maestro de Coperos que interceda por él ante el Faraón. Las predicciones de Iosef se cumplen, pero el Maestro de Coperos se olvida de Iosef.

2 comentarios en «Vaieshev»

  1. ARI LIPPE JAIM ben YAACOV ben SHLOMÓ

    Rab , EL SANTO, bendito sea, crea al mundo para hacer de este mundo físico un hogar para ÉL.
    Todo sigue Su Plan--con Tamar lo vemos perfectamente que ella sigue los pasos para tener descendencia de la estiroe real de Yehuda y de allí Davis Melj y de este el meshiaj, ya , AMÉN.
    La pregunta es cual es el límite entre Sus Planes y nuestro libre albedrío, pues con nuestra comprensión nunca podremos llegar a comprender , ni un a infinitésima de Su Sabiduría.
    Que tengas SHABAT SHALOM---JANUKA SAMEAJ--.--

    1. Te recomiendo leer la carta del Rebe sobre Libre Albedrío. Ahí el Rebe da una respuesta simple a algo que parece complejo.

      De cualquier manera, hay que entender que Di-s tiene un plan maestro, por así decir. El mundo no es una casualidad ni nada de lo que pasa lo es, hay un motivo, una razón de ser pensada por Di-s. Nosotros como creaciones divinas no podemos oponernos a ese plan. El libre albedrío consiste en elegir en todo momento cómo actuar sin cumpulsión alguna (como está explicado en la carta), pero dentro del plan maestro general, cada paso tiene un objetivo y Di-s ordena Su mundo para que ese objetivo se cumpla, esté en concordancia con nuestros deseos o no.

      Dicho de otra manera, Di-s no está limitado a nosotros y nuestras acciones.

      Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Enseñanzas

Esperar la cosa

En la parashá de esta semana, Vaiéshev, Iaacov "esperaba la cosa", esperaba ansiosamente cuándo se cumplirían los sueños de su hijo Iosef. Un comentario de… Leer más »Esperar la cosa

El trabajo de la vida

Iaacov se asentó, se detuvo en un trabajo especial. Ese trabajo es el que Dios espera de cada persona.

El pozo

El pozo donde fue arrojado Iosef no tenía agua, pero no estaba vacío. ¿Cuál es la enseñanza que nos deja esto?

Sueños

En esta parashá y en la anterior aparecen los sueños de Paró y Iosef respectivamente. ¿Qué enseñanza surge de su comparación?

La perla

Al comienzo de esta parashá Rashi, un comentarista de la Torá, da un ejemplo arena y perlas, en relación a Eisav y Iaacov. ¿Qué podemos… Leer más »La perla

Tamizando arena

Nuestros sabios comparan la descendencia de Iaacov con la de Eisav con el ejemplo de una perla perdida en la arena. En cuanto se encuentra… Leer más »Tamizando arena