El espejo

La parashá de esta semana, llamada Shoftím (jueces) incluye un número grande de preceptos (¡41!). Muchos de ellos no podemos cumplirlos en la práctica porque no se dan las condiciones necesarias, como, por ejemplo, no vivimos todos en la Tierra de Israel, no tenemos Templo en Ierushaláim, no tenemos rey, y demás razones que nos impiden cumplir esos preceptos.

Sin embargo, como ya mencionamos varias veces, los preceptos tienen una parte práctica y una espiritual y son independientes una de la otra. Aún si no se puede cumplir la Mitzvá en la práctica, se puede cumplir la parte espiritual de la misma y generar la energía específica de esa Mitzvá. Esto se logra a través del estudio de las leyes de la Mitzvá.

El Talmud (final del tratado de Makot) nos dice que hay 613 preceptos, 248 positivos y 365 prohibitivos. En muchos casos es simple identificar en el texto de la Torá un precepto, como, por ejemplo, en ésta parashá se nos manda a nombrar un rey. Pero hay casos en los cuales nuestros sabios discuten si una determinada frase es un precepto o no. Ese es el caso de Devarím 18:13: "Serás íntegro con Di-s tu Señor".

Todos los comentaristas están de acuerdo con el significado del versículo, que viene a continuación de una serie de prohibiciones de consultar a adivinadores y brujos: tú (el pueblo judío) no debes apoyarte en aquellos que te dicen el futuro, sino que debes ser íntegro con Di-s, y apoyarte en el solamente, entonces, con seguridad estarás con Di-s, tu Señor.

Rabí Moshe ben Najmán, el Ramba"n (1194-1270) explica que no debemos apoyarnos en quienes ven las estrellas (o quienes leen las manos que, de hecho, es un recurso mencionado en la Cabalá, pero hoy en día no hay nadie que sepa realmente aplicar esa sabiduría) y dicen el futuro, ya qu Di-s es todopoderoso y puede cambiar los decretos que se ven en las constelaciones. Hasta aquí, básicamente, explica igual que los otros comentaristas y dice, además, que se trata de un precepto positivo (a diferencia de, por ejemplo, Rabí Moshe ben Maimón, el Ramba"m).

Pero el Ramba"n agrega una idea fantástica: "debemos creer que todo lo que viene (o sea, todo lo que le ocurre a la persona) es de acuerdo al acercamiento de la persona al servicio a Di-s". Esta frase se entenderá fácilmente con un ejemplo: cuando una persona está parada frente a un espejo, se ve a sí mismo a la misma distancia a la cual él mismo se encuentra. Si él está parado a un metro del espejo, su imagen reflejada parece estar parada un metro de distancia. Cuando la persona se aleja del espejo, el reflejo también se aleja y, cuando se acerca, el reflejo se acerca.

La idea es así: Di-s se acerca y aleja de la persona como si fuese una imagen reflejada en un espejo: si la persona se acerca a El, entonces sentirá una cercanía de Di-s hacia él, pero si se aleja... sentirá a Di-s lejos... o ni lo sentirá... al punto de poder negar Su existencia, Di-s libre y guarde.

Estando en el mes de Elul, un mes cuando se revela la misericordia Divina hacia todas las personas y todos pueden acceder a Di-s y El recibe a todos con un rostro alegre y una sonrisa, debemos aprovechar la oportunidad para acercarnos más aún, de manera de prepararnos adecuadamente para el año entrante, para que sea un año bueno y dulce.

Que sean inscriptos y sellados para un año bueno y dulce,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.