Dos Amalek

La parashá (sección) de esta semana (Ki Tetzé, cuando salgas) es una de esas que están llenas, por así decir, de Mitzvot. ¡De hecho, entre sus 110 versículos hay 74 Mitzvot! Por eso resulta complejo seleccionar una cosa por sobre la otra para explicar, al menos un detalle. ¿Quiénes somos para limitar la Torá a una idea u otra? Pero, obviamente, no es posible explicar todo (en cantidad) y en profundidad (en calidad), sino que debemos remitirnos a una idea.

Esta semana leemos sobre Amalek. Se trata de un pueblo que vivía al sur de la Tierra de Israel y que siempre le causó sufrimientos al pueblo judío, desde su salida de Egipto. Si bien la Torá da instrucciones sobre cómo el pueblo judío debía comportarse con ellos, en la práctica, hoy en día no existen más. Entonces, la Mitzvá de borrar su memoria, pasa a tener un sentido espiritual. En otras palabras, aquello que antes significaba borrar al pueblo de Amalek de la faz de la tierra, hoy en día significa erradicarlo de nosotros mismos.

Encontramos en la Torá dos lugares donde habla sobre Amalek. En uno (cronológicamente anterior) dice que Amalek luchó contra los judío en Refidím (el nombre de un lugar), mientras que en el otro (en la parashá de esta semana) dice que debemos recordar lo que Amalek hizo con nosotros, cuando se apareció (karjá, en hebreo) en el camino.

Nuestros sabios explican que la palabra Refidím en hebreo está relacionada con rafui, que significa suave. O sea, que Amalek luchó contra el pueblo judío cuando éstos "suavizaron" su observancia de la Torá y sus Mitzvot. La palabra karjá está relacionada con kor, que significa frío. En otras palabras, Amalek enfrió el interés del pueblo judío en sus propias raíces.

De aquí extraemos que la expresión de Amalek que todos llevamos adentro y que debemos erradicar, tiene dos etapas: primero enfría a la persona, la hace indiferente al judaísmo en general. Luego le hace aflojar, ser más indulgente, en su observancia de la Torá.

Es sumamente importante que cada uno analice, en estos días cercanos al final del año judío, cómo fue hasta ahora afectado por Amalek y tome una fuerte resolución, para en año entrante, de luchar contra esa influencia.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.