Ciclo de vida

Ciclo de vida judío

Embarazo

El bebé come lo que la madre come y es enormemente influenciado por lo que la madre vive: lo que escucha, dice y lo que le pasa. Inclusive el ambiente donde se encuentra la madre tiene efecto sobre el chico. Si es un ambiente tranquilo, relajado o lo opuesto.

Es un momento apropiado para que la madre aumente en Mitzvot, principalmente decir Salmos, dar Tzedaká y comer kosher. Mezuzá es una protección general para aumentar en este momento.

Algunos acostumbran a que el padre abra el Aron haKodesh cuando hay una lectura de la Torá durante el tiempo que la esposa está embarazada. También se suele ser cuidadoso de no contar sobre el embarazo sino hasta el quinto mes.

Nacimiento

El día de nacimiento el feto se volvió persona. Ahora tiene una identidad propia y no es más una parte de la madre. Cada vez que se repite en el calendario judío el día de nacimiento, es un momento de renovación personal digno se ser festejado y aprovechado.

Se suele recitar todos los días el salmo que corresponde a la edad de la persona más uno. Quien vive su año 12, recita el salmo 13 y así sucesivamente. El día de nacimiento es cuando cambia al próximo salmo.

Es un día adecuado para aceptar una nueva Mitzvá para avanzar en la vida y la relación con Hashem. Los hombres tienen una Aliá a la Torá (en el día mismo del cumpleaños y/o en el Shabat anterior). Se da Tzedaká adicional y se organiza una reunión con amigos para hablar de Torá y tomar buenas resoluciones a futuro para mejorar en el servicio a Di-s.

Circuncisión

Se trata de un pacto eterno con Di-s, que queda grabado en la piel misma de la persona. Las mujeres, dice el Talmud, nacen con el Brit hecho.

Se realiza al octavo día del nacimiento, si el bebé está en condiciones, por un Mohel experto (una persona que estudió para realizar circuncisiones). Luego del Brit se realiza una comida festiva.

En la ceremonia se le coloca el nombre hebreo al bebé. A las mujeres se les coloca el nombre en la primera lectura de la Torá posible (se lee los lunes, jueves y sábados).

Pidión haBen

Originalmente los primogénitos eran los sacerdotes en el pueblo judío pero, a partir del pecado del Becerro de Oro, Di-s eligió a la descendencia de Aharón, de la tribu de Leví, para ser los sacerdotes.

A partir de ese momento, hay una Mitzvá de redimir a todos los varones primogénitos nacidos de padre y madre israelitas, es decir, que ninguno de los dos pertenece a las tribus de Leví y Cohen.

Esta Mitzvá sólo se aplica a varones, sólo si nacieron por parto natural y si no tuvieron hermanas anteriormente ni sus madres sufrieron abortos previos a su nacimiento.

Idealmente se realiza al mes del nacimiento, pero si un padre no redimió a su hijo, éste debe hacerlo él mismo. La ceremonia consiste en que, en medio de una comida festiva, un Cohen y el padre mantienen un diálogo previamente preparad y, tras el pago de una tasa estipulada en la Torá, el padre adquiere su hijo del Cohen, sacándolo del sacerdocio.

Educación

La Torá exime a los niños de cumplir Mitzvot. Sin embargo, nuestros sabios dijeron que los padres deben educar a sus hijos en la observancia. Cada Mitzvá tiene un momento a partir del cual se debe enseñar a los niños a cumplirla. Por ejemplo, las niñas a partir de los tres años encienden velas de Shabat, los niños a partir de los seis participan de la Sucá y así sucesivamente.

Existe la obligación de la Torá sobre el padre de enseñar Torá a sus hijos. Esta obligación comienza en cuanto el niño aprende a hablar (y antes aún), y se cumple enseñándole al niño a decir versículos de la Torá, aún si no los entiende.

Upshern

El tercer cumpleaños de un niño marca una transición importante en su vida. Hasta ahora no era más que un receptor de comida, ropas y cariño de los padres, pero, a partir de esta edad, el niño puede empezar a dar.

Se celebra este cambio con una ceremonia. Hay una antigua costumbre de dejar crecer sin cortar el pelo de los niños y cortarlo el día de su tercer cumpleaños, dejándo mechones de pelo a los costados de su cabeza (peies). A partir de este día se enseña al niño a usar kipá y tzitzit, así como a recitar ciertas bendiciones matutinas y el Shemá Israel.

Si el cumpleaños acaece un día en que está prohibido cortarse el pelo, se pospone la ceremonia hasta el primer día posible.

Bar y Bat Miztvá

La Torá considera que una niña de 12 años y un niño de 13 años están listos para asumir las responsabilidades por cuidar todas las Mitzvot. Por eso, al llegar el día de cumpleaños, más allá de lo que hagan o no, automáticamente son Bar y Bat Mitzvá, es decir, hijo e hija de las Mitzvot.

Se acostumbra que el niño tiene una Aliá a la Torá para que sea sabido públicamente de su Bar Mitzvá. También se suelen juntar con los amigos para festejar el día y ser conscientes de que nuestra relación con Di-s toma otra dimensión. Hasta ahora la observancia de Mitzvot era algo así como un juego, un entrenamiento, pero, a partir de los 12 y 13 años, la observancia es en serio.

Camino al casamiento

¿Para qué uno se casa? Nuestro sabios explican que la compulsión natural a casarse expresa una profunda ambición del alma: su deseo de reconectarse con su otra mitad. Cada cuerpo está ocupado por la mitad de un alma. El cuerpo y el alma se completan cuando cada uno se reúne con su otra mitad.

La Mitzvá de casarse entra en vigencia a la edad de dieciocho años. El judío se casa con una judía. El matrimonio es la unión de dos almas, y eso es posible únicamente si las dos almas son espiritualmente compatibles.

Además, el matrimonio judío es un compromiso a la continuidad de nuestra nación. El hecho de que los padres judíos críen a niños judíos con valores judíos es nuestra forma no violenta de combatir a todos los fanáticos e intolerantes que trataron de relegar a nuestro pueblo a los anales de la historia.

Existen muchos asuntos técnicos que deben ser consultados, como ciertas restricciones respecto a con quién puede casarse el Cohen.

En la tradición judía, uno no sale con una pareja para pasarla bien, sino que las citas están reservadas a los hombres y las mujeres que activamente están buscando a su compañero-a de vida.

La ley judía prohíbe que un hombre y una mujer estén juntos recluidos. Por eso, el lugar preferido para las citas son lugares públicos o semi-privados.

El casamiento judío

Hay muchos detalles sobre un casamiento judío. Básicamente se trata de una Jupá (palio nupcial) con diez hombres adultos, una novia, un anillo, un documento matrimonial (Ketubá) y una serie de bendiciones.

Previo al casamiento se prepara la Ketubá, donde figuran las obligaciones del novio frente a la novia, ambos ingresan a la Jupá y el oficiante dice una serie de bendiciones y el novio da el anillo a la novia, desposándola. También se lee la Ketubá en público. Luego el novio y la novia se retiran a un cuarto cerrado por unos 10 minutos, donde es la primera vez que se encuentran realmente solos.

Luego se hace una comida festiva con invitados y bailes, para alegrar al novio y a la novia.

Fallecimiento

El momento del fallecimiento de una persona indica que se acabó el tiempo que Di-s asignó a esta persona para cumplir su misión: estudiar Torá y cumplir Mitzvot.

Se debe tener muchísimo respeto por el fallecido, por lo que frente a él no se charlan tonterías. La conducta ideal es recitar salmos.

Como preparación para el entierro los cuerpos judíos pasan por un lavado ritual (se llama Tahará) y se los viste con ropas blancas especialmente preparadas para el momento: un pantalón, una camisa, unos zapatos de tela, una gorra, un cinturón y una sábana que lo cubre al cuerpo por completo.

Kadish

Un padre trae al hijo a este mundo, pero el hijo lleva a su padre al Mundo por Venir. Los hijos pueden hacer que el alma de sus padres se eleven a través de recitar Kadish por ellos tras el fallecimiento.

Incluso si el difunto no dejó hijos, otra persona puede recitar el Kadish en su mérito. El Kadish lo recitan los hijos varones todos los días por once meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.