Capítulo 3

Hasta aquí el Alter Rebe explicó qué es un alma y de dónde viene. Ahora explica cómo es un alma y qué partes tiene.

Para entender esto, he aquí un ejemplo: una persona quiere construir una casa. Primero piensa en la casa en general, la ve en su mente. Luego va pensando en cada detalle de la casa, como las habitaciones, el techo, los pisos y demás cosas. Tanto se interesa con el proyecto, que lo hace propio, suyo, y se ocupa de que nada lo detenga de hacer la casa.

Para pasar del deseo de hacer una casa a la acción concreta de realizarla en la práctica, Hashem dio diez “Herramientas” especiales al alma.

Veamos el ejemplo de la casa con las “Herramientas” del alma:

1) La idea general – eso se llama Sabiduría (jojmá).

2) Los detalles de la idea – eso se llama Entendimiento (biná).

3) Tomarse el proyecto en serio para hacerlo – eso se llama Comprensión (daat).

Estas “Herramientas” se denominan Intelecto (sejel), Hashem las puso en nuestra mente.

(Esto es lo que significa JaBaD. Jasidut JaBaD se llama así porque usamos nuestra mente (sejel), las “Herramientas” de jojmá, biná y daat, para aprender sobre Hashem y sobre cómo servirLo de la mejor manera posible).

Después están las “Herramientas” del corazón, para nuestros sentimientos.

1) Querer el proyecto – eso se llama Bondad (jesed).

2) Temer frente a cualquier cosa que pueda pararlo – eso se llama Severidad (guevurá).

Estas son las principales “Herramientas” del corazón, llamadas Emociones (midot). Hay más, en total siete, pero todas las otras se derivan de esas dos. Estos sentimientos nos ayudan a que nuestra casa realmente sea construida.

(Estos son los nombres de las midot: jesed (bondad), guevurá (severidad), tiferet (belleza), netzaj (victoria), hod (resplandor), iesod (fundamento) y maljut (reinado)).

Cuando Hashem creó el mundo, también usó estas mismas “Herramientas”.

Usando el Intelecto para pensar en Hashem nos hace sentir, en nuestro corazón, amor y temor a Hashem, Emociones. El Intelecto tiene tres “Herramientas” que generan las Emociones.

Sabiduría – Saber que Hashem es más especial que cualquier otra cosa.

Entendimiento – Pensar sobre todo lo que sabemos de Hashem (por ejemplo, cómo Él está en todos lados).

Comprensión – Pensar en que Hashem es importante en nuestra vida, lo que hará que pasemos mucho tiempo pensando en Él, y meditemos acerca de lo que hace que Hashem sea tan importante.

Debemos asegurarnos de usar la Comprensión (daat), porque es la única forma a través de la cual las Emociones serán fuertes y duraderas.

Estas son las Emociones creadas por el Intelecto:

Amor (ahavá) – estar “sediento” por conocer a Hashem.

Temor (irá) – querer estar cerca de Hashem, pero al entender lo grande que es, sentir temor y vergüenza de estar tan cerca.

4 comentarios en «Capítulo 3»

    1. Hola, buena pregunta! En los escritos de mística, cuando se contabiliza a Keter, no se contabiliza a Daat. Cuando no se contabiliza a Keter, se contabiliza a Daat. En el sefer Ietzira, donde aparece la frase que citas (diez sefirot y no once), en general no se cuenta a Daat y, más aún, en general, en los libros de Cabalá antiguos no se toma en cuanta a Daat.
      Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.