Todo abarcador

Esta mañana apareció en el diario La Nación un artículo diferente (ver nota). Se trata de un sacerdote músico. Y no solamente músico, sino que, dentro del espectro de la música misma, cantante de Heavy Metal...

Para los judíos no es algo nuevo, ya que no hace mucho todo el mundo hablaba del rabino músico, Matitiahu, un cantante de reggae religioso que hizo giras y conciertos por todo el mundo (¡aún Argentina!) llevando su música y mensaje.

Rabino cantante y Sacerdote cantante... la pregunta obvia es ¿cuál es la diferencia?

Por supuesto, la intención no es ofender ni desprestigiar a nadie, sino simplemente prestar atención a un concepto judaico que difiere de la concepción general de la religión.

La idea general es que una persona creyente en Di-s, tiene ciertas obligaciones para con Di-s. Desde las perspectivas judías y las no judías, cada religión tiene sus leyes y costumbres. La persona, en cierta forma "cumple" (o no, Di-s libre y guarde) con Di-s a través de seguir este conjunto de leyes y costumbres. Pero una vez terminadas las obligaciones particulares para un momento determinado, la persona es libre de hacer lo que quiera con su vida. Es decir, el enfoque es que la persona es independiente de Di-s y ciertos aspectos de su vida pasan por la práctica de las leyes Divinas, pero otros aspectos no.

La visión judaica es diferente. Todos los aspectos de la vida pasan por Di-s.

Por ejemplo: la Torá dice "Seis días trabajarás, y harás toda tu labor, y el séptimo día, [será] Shabat para Di-s tu Señor", nuestra sabios dicen que del versículo surge que es una obligación trabajar durante seis días para luego descansar el Shabat. Dicho de otra manera, ¿quién dijo que hay que trabajar durante la semana y descansar un día? ¡Di-s en la Torá! Si no fuese así, quizás trabajaríamos menos, o más, ¿quién sabe?

Aún los asuntos que parecen tan obvios, porque el mundo y la sociedad los enseñan y practican constantemente, el judío los hace (cuando corresponde) porque la Torá así indica.

Con esta idea vamos a poder entender la diferencia entre el Rabino y el Sacerdote: Si uno observa las letras de las canciones de Matitiahu va a encontrar mensajes muy claros al respecto de la observancia de los preceptos, la inminente venida del Mashíaj y otros asuntos que son básicos en la vida de todo ser humano en general y del pueblo judío en particular. La música, el escenario y el micrófono frente a miles de personas (judías y no judías) se vuelven una herramienta para transmitir un mensaje que abarca la existencia misma de la persona. Por el otro lado, en el artículo, el Sacerdote dice cosas como "No canto para predicar, lo hago porque la música es linda".

El judaísmo es todo abarcador, y dentro de ese marco Di-s nos da el libre albedrío para que con nuestra propia capacidad y potencial, hagamos de la vida que El nos da y renueva constantemente, junto a todo lo que nos rodea, una morada para El.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.