Si Dios manda, es porque se puede

En la guerra contra Midian el pueblo judío tomó un botín que luego Dios mandó a repartir en una forma muy precisa. La Torá relata la división del botín con mucho detalle: ¿Por qué? ¿Qué nos enseña esto?

Basado en Likutei Sijot vol 13, pág. 110

Etiquetas:

2 comentarios en «Si Dios manda, es porque se puede»

  1. ARI LIPPE JJAIM ben YAAKOV

    BH Esto que planteas esta super claro--pero Rab, tengo otro tema para preguntar--"ir miklat" (ciudad refugio)--donde supongo que es nuestro propio interior como refugio del posible traspie involuntario--y el refugio pasa a ser el estudio de la Torá---pero hasta allí llego sin poder unir los conceptos--me lo podes aclarar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.