Shabat y Shmitá

Nuestra parashá cuenta sobre la Mitzvá de Shmitá: Por seis años plantarás tus campos, recolectarás tus viñedos y cosecharás tus productos, pero el séptimo año es Shabat... ara la tierra".

Si ya nos fue dada la Mitzvá de Shabat, un día especial de descanso, ¿por qué la Torá nos da una Mitzvá adicional de descanso: no alcanza con un día a la semana?

Shabat y Shmitá parecen similares. Ambos significan parar de trabajar y descansar de nuestro trabajo ordinario.

Cuando un judío deja de trabajar en Shabat, pasa su tiempo rezando, estudiando, cantando, comiendo y pensando en por qué HaShem envió su neshamá - alma - a este mundo. Durante la semana estamos muy ocupados. Snabat no da tiempo extra para pensar en cosas santas.

Pero cuando pasa Shabat, volvemos a introducirnos en nuestras actividades semanales. Entonces HaShem nos da un año entero para pasar más tiempo estudiando Torá y pensando en lo que HaShem quiere que hagamos. Ese año nos fortalece.

Funciona en dos caminos. Por un lado, los seis días de la semana son una preparación para Shabat y los seis años de trabajo ordinario son una preparación para el año de Shmitá. Por el otro lado, Shabat y Shmitá nos preparan para los días y los años que siguen, y nos muestras cómo podemos hacer de este mundo, un mundo mejor.

Extraído de Please tell me what the Rebbe says.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.