Recipiente de barro

En esta parashá aparecen las leyes de Zav, un hombre impuro, que impurificaba todo lo que tocaba. Pero no todos los recipientes se impurifican de la misma manera...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.