¡Quiero YA!

Como ya comentamos alguna vez, luego de la lectura de la Torá los sábados, se lee la Haftará, una sección de los profetas que habla de un asunto similar a la sección semanal de la Torá.

Durante siete semanas, hay siete Haftarot especiales, que nuestros sabios denominan «Las siete [Haftarot] de consuelo».

Los comentaristas explican que hay una «conversación» entre Di-s y el pueblo judío plasmada en estas siete Haftarot:

1) Di-s manda a los profetas a consolar al pueblo judío (najamú najamú amí).
2) El pueblo judío responde que Di-s los dejó, ya que mandó a sus profetas a consolarlo (vatomer tzión azavani HaShem).
3) Los profetas transmiten a Di-s la queja del pueblo (anía soará lo nujamá).
4) Di-s acepta la queja y decide consolar al pueblo El mismo (anojí anojí hu menajmejém).
5 y 6) Di-s consuela en la práctica al pueblo (roni akará, kumí orí ki bá orej).
7) Al final, el pueblo está contento (sos asís ba).

Si Di-s sabe lo que pensamos y queremos, ¿por qué necesita mandar a sus profetas y escuchar las quejas del pueblo para luego reaccionar?

La idea es que Di-s quiere que nosotros exijamos. Que surja de nosotros. No es lo mismo cuando uno simplemente hace por imposición que cuando uno se desarrolla para entender e incorporar algo a la vida propia.

Si queremos la Redención, debemos pedirla. ¡Queremos Mashíaj YA!.

Artículo escrito por

El Rabino Tuvia vive en la ciudad de La Plata, Argentina junto a su familia y es el director del Beit Jabad La Plata. Suscríbete a su canal de Youtube haciendo click aquí

Por favor, comenta con tu nombre real y usando buenos modales

Deja un comentario

3 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.