No aflojar

Esta semana aparecieron cruces esvásticas pintadas en diferentes lugares de la localidad de Gonnet, adyacente a La Plata. Las diferentes autoridades de la comunidad, incluyendo la Municipalidad de La Plata, expresaron su repudio y se comprometieron a investigar el asunto. Por supuesto, Argentina es un país pluralista (en adición al hecho de que está formado casi en su totalidad por inmigrantes o descendientes de inmigrantes europeos) y este tipo de manifestaciones que nos remiten a épocas de odio racial, no es aceptado.

Como muchas veces mencionamos, el Baal Shem Tov solía decir que de todo lo que uno oye y ve, debe aprender una enseñanza en el servicio a Di-s. Más aún, el Alter Rebe, fundador del Movimiento Jabad Lubavitch, enseñó que debemos vivir con el tiempo, lo que significa observar y extraer de la parashá de la semana, enseñanzas para la vida cotidiana. En éste espíritu, la pregunta que cada uno debe hacerse es: ¿qué podemos aprender de estas pintadas y qué relación tienen con la sección de esta semana?

La parashá de esta semana se llama Reé, observa. Habla de muchos temas importantes, como leyes de Cashrut, idolatría, donaciones del producto de la tierra, ciclo de trabajo en la tierra, etc. Sin embargo, al comienzo trae un versículo que, además de darle nombre a la parashá, define un concepto fundamental en el pensamiento judío. El versículo dice (Devarím 11:26): “Observa, Yo doy frente a ustedes hoy, bendición y maldición”. Ahora bien: ¿Cómo puede ser que Di-s esté diciendo que El mismo envía maldición al hombre? Di-s es el bien absoluto “de su boca no sale el mal”, dice el profeta ().

Para entender esto debemos comprender que existe un nivel de bien revelado y otro oculto y que el bien oculto es mucho más elevado que el revelado (ver "Bendiciones ocultas" para más detalles). El bien revelado se expresa en nuestra realidad como algo bueno, mientras que el bien oculto se expresa como un mal. El mundo no está suficientemente refinado para poder ser recipiente de este bien oculto y revelarlo.

Con esto vamos a poder entender una idea sobre las manifestaciones antisemitas recientes: el mundo nos está recordando, constantemente, que tenemos una identidad, y que nunca debemos olvidarnos de desarrollarla. En todo momento, a lo largo de la historia de la humanidad, cuando el pueblo judío “aflojó”, por así decir, su vínculo con Di-s, los pueblos de la tierra se ocuparon de recordarnos quiénes somos y qué deberíamos estar haciendo. Por supuesto, mejor hubiese sido que encuentren otra forma de hacerlo y, más aún, mejor hubiese sido que no “aflojemos”, pero en la práctica así ocurrió.

En otras palabras, de nosotros depende fortalecer nuestra unión con Di-s a través de Torá y Mitzvot, de manera de tener una fuerte identidad judía de acuerdo a nuestras eternas leyes y tradiciones, de manera que no necesitemos que los pueblos de la tierra nos la recuerden...

Etiquetas:

1 comentario en «No aflojar»

  1. ME GUSTO TU EXPLICACION EN EL ARTICULO "NO AFLOJAR".
    TE PUEDO DECIR QUE CUANDO YO ESTUDIABA EN EL SECUNDARIO (E.N.E.T N 1 DE LA PLATA), MIS "COMPAÑEROS" DE COLEGIO ME RECORDABAN DE VEZ EN CUANDO A BASE DE INSULTOS Y PELEAS MI JUDAISMO.
    YO HOY LES AGRADEZCO DESDE MI CASA EN ISRAEL ESE RECORDATORIO.YA QUE HOY TENGO UNA VIDA PLENA COMO JUDIO Y GOZO DE UNA FAMILIA EN LA TIERRA DEL PUEBLO DE ISRAEL.
    RECIBI TU MENSAJE CON RESPECTO AL RECIBO DE LA DONACION PARA LA COMPRA DE LIBROS A NOMBRE DE MI TIO ABRAHAM SCHOR Z"L.
    QUE ESOS LIBROS AYUDEN A OTROS HERMANOS A ACERCARSE A DIOS.
    SALUDOS DESDE ISRAEL
    AHARON DOV (ALEJANDRO BERNARDO) PERL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.