Liderazgo

Antes de ser un líder del pueblo judío, Moshe era un pastor.

El Midrash cuenta como un día, mientras Moshe estaba pastando el ganado de Itró en el desierto del Sinaí, un corderito se escapó del rebaño. Moshe lo persiguió hasta que llegó a una fuente y comenzó a beber. Cuando Moshe alcanzó al cordero lloró diciendo: "¡Yo no sabía que estabas sediento!". Luego tomó al corderito en sus manos y lo cargó hasta el rebaño. Di-s dijo: "Tu eres misericordioso cuidando ovejas - tu cuidarás mi rebaño, el pueblo de Israel"

Además de demostrar la compasión de Moshe, este incidente contiene otra lección importante: Moshe se dio cuenta de que el cordero no se escapó del rebaño por malicia o perversidad - simplemente estaba sediento.

Cuando un judío se aleja de su gente, Di-s libre, es sólo porque está sediento. Su alma busca un significado en la vida, pero las aguas de la Torá lo escaparon de él. Entonces vaga por dominios extraños, buscando calmar su sed.

Cuando Moshe entendió esto, estaba listo para se un líder del pueblo judío. Sólo un pastor que no se apura a juzgar al cordero fugado, que es sensible a las causas de su deserción, puede levantarlo en sus brazos misericordiosamente y traerlo devuelta a casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + diecisiete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.