Libros

El jueves de ésta semana fue un día especial para los jasidím de Jabad en particular, y para todo el pueblo judío en general.

En 1987 tuvo lugar un juicio público en los estados Unidos en donde la corte federal estaba tratando de decidir a quién le pertenecían los libros de la biblioteca del Rebe anterior, Rabí Iosef Itzjak Schneerson.

La historia es que un descendiente directo del Rebe anterior deseaba vender los preciados libros, mientras que la organización de jasidím, deseaba mantener los libros para la consulta de toda la comunidad dentro del ámbito de la biblioteca.

Uno de los testimonios más significativos para poder llegar a una decisión, fue el de la hija del Rebe anterior y esposa del Rebe, la Rebetzin Jaia Mushka, que declaró que "Los libros, así como mi padre, pertenecen a los jasidím".

Este testimonio tiene un contenido mucho más abarcativo que el de una simple declaración indagatoria, ya que expresa la verdadera esencia de lo que es un Rebe y de su relación con los jasidím.

El Rebe no es una persona individual, con posesiones y pertenencias, asuntos personales a los cuales dedicarse, sino que un Rebe, un verdadero Rebe, es la cabeza del pueblo judío, como la palabra misma lo indica. En hebreo, Rebe se escribe resh, bet, iud, que forman las palabras Rosh Bnei Israel - La Cabeza del Pueblo Judío.

La cabeza en el ser humano no tiene un interés personal, más allá del bienestar del cuerpo mismo, más aún, la cabeza pertenece al cuerpo, porque lo guía y le da vitalidad. De la misma manera, un Rebe no es una persona individual, sino que "es de los jasidím". (Cabe aclarar que el Rebe no es solamente líder de sus jasídim, sino, como el nombre lo indica, Cabeza del Pueblo Judío – entero.)

La importancia de ésta fecha es que una corte federal no judía, formada por miembros no judíos, que responde a un país que no tiene gobernantes judíos, declaró, ante el mundo entero, cuál es el significado de un Rebe del pueblo judío.

El Rebe siempre enfatizó que esta victoria de los libros debe utilizarse para aumentar en el estudio de Torá (se trataba de libros de Torá, por supuesto) y para engrandecer las bibliotecas de cada casa con nuevos y más libros de Torá, en el espíritu de una de las campañas mundiales del Rebe para llenar todas las casas judías con libros de Torá.

Por eso ese día pasó a tener un significado especial, y a llamarse como "didan notzaj" - nuestra es la victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.