La verdad porque es verdad

El concepto de Minián"- el número de diez judíos requeridos como quórum para recitar temas sagrados (Kedushá, Kadish, etc)- se aprende1 del párrafo bíblico que trata de los espías- los meraglim.

La Torá llama a los diez espías que difamaron la Tierra de Israel, congregación (eidá)2. De aquí aprendemos que en todo lugar donde se requiere una 'congregación', esto implica la participación de diez judíos. Pero aquí surge la pregunta: ¿Por qué eligió la Torá enseñarnos algo tan importante justo de los espías?

En lo que se refiere al tema de los espías, también llama la atención lo siguiente: el pecado de los espías consistió en su negativa a entrar a la Tierra de Israel y su deseo de permanecer en el desierto. En la práctica, ¡al final Di-s hizo exactamente lo que ellos querían, ya que retuvo a todo el pueblo en el desierto otros cuarenta años!."

UNA CONGREGACIÓN SAGRADA

En las enseñanzas jasídicas3 se explica cuál fue el trasfondo más profundo de la intención de los espías. Su deseo de permanecer en el desierto provenía de motivaciones puras. Ellos pretendían continuar en la vida de santidad que desarrollaban en el desierto, donde estaban desconectados de las perturbaciones del mundo y de la preocupación por la supervivencia. Temían que la entrada del pueblo a la Tierra de Israel y la consecuente necesidad de comenzar a dedicarse al arado y la siembra y las demás ocupaciones necesarias ahí, afecten a su apego a Di-s, por lo tanto preferían quedarse en el desierto.

Esto nos permite entender cómo puede aprenderse el significado de la definición del término congregación sagrada (eidá kedoshá) de los espías, ya que en el fondo éstos eran hombres santos que pretendían permanecer unidos a Di-s. Su pecado era de un nivel superior: ellos debían haber entendido que en el ingreso a la Tierra de Israel existe una elevación incluso superior al apego a Di-s a través de una vida puramente espiritual.

TEMOR Y AMOR

El Rambam4 clasifica los móviles que motivan al hombre a servir a Di-s en tres grupos:

El primero es el que sirve a Di-s por temor"- es la persona que responde a Hashem por miedo al castigo. Ése es el nivel más elemental, accesible incluso a los iletrados y a los niños que no alcanzaron un grado de maduración más elevada en su relación con Hashem.

Superior a ello es el que "sirve a Di-s por amor"5 Es la persona que en su corazón anida el amor al Altísimo, y por lo tanto es feliz de cumplir con lo que Di-s quiere y ordena, y busca servir a Hashem porque desea estar cerca de Él y apegarse a Él. Ese era el nivel de los espías- amaban a Di-s y poseían un intenso deseo de servirle totalmente apegados a Él, sin que nada de las interferencias del mundo distraiga y moleste.

EL NIVEL MÁS ALTO

Este último nivel efectivamente es elevado y respetable, pero sin embargo no es el más perfecto. Por ello, Hashem hizo permanecer a los hijos de Israel en el desierto durante cuarenta años, para que alcancen la cúspide de la perfección del nivel de "servir por amor", y puedan luego elevarse a un nivel más alto aún, el que se refleja específicamente en la entrada a la Tierra de Israel.

El nivel más alto es "el que actúa con la verdad porque es la verdad"6. Quien alcanza este nivel no piensa en absoluto en sí mismo, sobre sus dificultades o beneficios que le deparará servir a Di-s. Desea cumplir la voluntad de Di-s (expresada en Sus mandamientos) porque eso quiere Di-s y porque eso es la verdad.

Ese era el nivel correspondiente a Iehoshúa y Kalev, que no pensaron en absoluto en sí mismos y las dificultades que pueden llegar a presentárseles en la Tierra de Israel, sino que estaban entregados con total devoción a cumplir con la Voluntad Divina e ingresar a la Tierra de Israel.

Pero, siendo que también el nivel (inicial) de los espías constituye una alta categoría de servicio a Hashem ("servir por amor") por eso aprendemos de ellos el concepto del "Minián"- la definición de congregación. Y por ello también incluso Hashem les concedió su aspiración y permitió que el pueblo permanezca en el desierto cuarenta años, hasta que logró alcanzar el nivel más alto de "actúa con la verdad porque es verdad".

(Likutei Sijot Tomo 33 Pág. 85)

NOTAS: 1.Meguilá 21,b 2.Bamidbar 14:27 3.Likutei Torá (Bamidbar 37,b 38,b) 4.Hiljot Teshuvá Cáp. 10 Halajá 1 5.ahí Laja 3 6.ahí Halajá 6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.