Humildad

Vaikrá significa "Y llamó". Es el nombre del tercer Libro de la Torá, y su primer palabra.

Cuando miramos la palabra Vaikrá, podemos ver que su última letra, la Alef, es más pequeña que lo usual.

En otro lugar en el Tanaj, encontramos lo opuesto. En Divrei HaIamím, el nombre de Adam HaRishón (el primer hombre) tiene una Alef más grande de lo normal.

Podemos aprender algo de estas dos letras irregulares. Adam HaRishón sabía que era una persona especial, fue creado con las "manos de Di-s" mismas. Él se sintió tan seguro de sí mismo, que no fue cuidadoso y comió del fruto del Árbol del Conocimiento.

Por el otro lado, Moshe también sabía cuán especial era. Di-s habló con él "cara a cara". Sin embargo, él era la persona "más humilde de toda la tierra". Él solía decirse a sí mismo: "todo lo que tengo es un regalo de Di-s. Si HaShem le hubiese dado las estas oportunidades a otro, con seguridad hubiera sido mejor que yo."

La Alef pequeña de Vaikrá se refiere a Moshe. La Alef grande de Divrei HaIamím se refiere a Adam HaRishón.

Todos somos hijos de Adam y todos tenemos una chispa de Moshe dentro nuestro. Aún si somos tan grandes como Adam fue, debemos comportarnos con la humildad de Moshe para no caer en errores.

Adaptado de Please tell me what the Rebbe said

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.