Descendencia

... aprender una verdadera enseñanza de nuestra Torá (cuyo nombre surge de la palabra hebrea "horaá" - enseñanza), la Torá verdadera.

Nos cuenta la sección de esta semana cómo fue el nacimiento y la educación del primer niño judío, que nació de padres judíos, Itzjak, el hijo de Avraham y Sara, los primeros padres del pueblo judío.

El nacimiento de Itzjak fue sobrenatural y milagroso. Su brit - circunsición - fue cuando tenía ocho días, y su educación se llevó adelante con dificultades y pruebas.

Totalmente diferente fue con el hijo de Avraham Ishmael, cuyo nacimiento fue natural, y su brit se realizó cuando tenía trece años, es decir, cuando ya tenía cierto entendimiento y conciencia.

Y Di-s prometió a Avraham, que específicamente Itzjak sería su verdadero heredero (porque en Itzjak será tu decendencia) y através de él será el nacimiento del pueblo judío.

Con esto nos enseña la Torá que, cuando se trata de formar generaciones judías, no se puede afrontar el desafío con un enfoque basado en la naturaleza, ni con razonamiento humano ni planes.

La existencia judía no depende de la naturaleza, sino de la dirección Divina.

Este mismo es el fundamento de la educación judía, que no esta basada en el plano de la naturaleza, como lo es para otros pueblos. No esperamos hasta que un niño judío tenga entedimiento propio y entienda por si mismo cómo comportarse y llegue al judaísmo, sino que le damos una educación judía en la más completa y fuerte medida, desde su más temprana edad. Y con esto nos aseguramos, que la unión con Di-s será fuerte y eterna (un pacto eterno) y superaremos todas las dificultades y pruebas. Y contaremos con todas las bendiciones de Di-s, en lo material y lo espiritual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.