Comunidad e individuo

El rollo de la Torá contiene 304.805 letras, cada una de ellas escrita por un escriba altamente entrenado y capacitado, en tinta negra sobre pergamino. Si una letra fuese defectuosa o faltase, todo el rollo sería inadecuado para su uso.

Otra ley importante al respecto del rollo de la Torá es que cada una de las letras debe ser rodeada por un espacio de pergamino en blanco. Si una letra tocase a otra, aún así sea por una fracción de milímetro, de esta manera violando el espacio en blanco" entre ellas, el rollo en su totalidad es descalificado para su uso hasta ser corregido.

Cada judío es una letra en el rollo de Di-s. Nuestros sabios dicen que si una única alma judía no hubiese estado en el Monte Sinaí, la Tora no hubiera sido entregada. El pueblo judío es una entidad única e interdependiente. La falta o el defecto de una única alma, causa una falta o un defecto en todo el pueblo.

Sin embargo, es igualmente importante el "espacio en blanco" inviolable que distingue a todos y cada uno de nosotros como un individuo único. Frecuentemente un fuerte sentimiento de comunidad y misión oscurece las diferencias entre los miembros de un grupo. La Torá dice: si, mis centenas de millares de letras dan un mensaje de unidad e integridad. Sin embargo este mensaje engloba centenas de millares de voces, cada una de ellas articulándose a su propia manera y medio. Disminuir la individualidad y singularidad de uno significa afectar la integridad del todo colectivo."

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.