Antes de Pesaj

Una vez que la casa está totalmente limpia y preparada para Pesaj, es hora de hacer el ritual de búsqueda del Jametz y su destrucción. Al anochecer, se reúne a la familia, se enciende una vela y se recita la bendición adecuada, impresa en los libros de rezo.

Se busca exhaustivamente todos los vestigios de Jametz que puedan haber quedado luego de la limpieza, tanto en la casa como en el automóvil y se guarda todo lo hallado en una bolsa para quemarlo al día siguiente.

Antes de la búsqueda, se acostumbra a guardar diez pedacitos de Jametz, envueltos en papel y esconderlos a lo largo de la casa, para ser luego encontrados durante la búsqueda.

Al terminar la búsqueda se recita el texto de Bitul, anulación del Jametz no encontrado (esto no incluye el Jametz que uno dejó para comer al otro día).

El día anterior a Pesaj es el último día para vender el Jametz que se almacenó para después de Pesaj. Se puede comer Jametz hasta la quinta hora del día y, hasta la sexta hora, todo el Jametz debe haber sido destruido, anulado o vendido. Estas horas se miden desde la salida del sol (netz haJama) hasta la puesta del sol (shkiat haJama).

1 comentario en «Antes de Pesaj»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.