Adentro y afuera

Estimada Kehilá:

Koraj, el personaje de esta semana, comenzó una rebelión contra Moshe haciendo la siguiente pregunta: "¿Una casa llena de libros santos: necesita una mezuzá?" Moshe contestó que si. Koraj comenzó a burlarse de Moshe diciendo que la mezuzá contiene solamente dos capítulos de la Torá, mientras que una casa llena de libros judaicos ìtiene muchos más! Es lógico que tal casa no necesite mezuzá.

¿Por qué la respuesta de Moshe era la correcta? ¿Cuál es la importancia de un pequeño pergamino en comparación con toda una biblioteca?

Es una cuestión de posición. Los libros están adentro. La mezuzá está afuera. Cuando hay libros judaicos dentro de la casa y son utilizados, eso indica que la casa y sus habitantes se comportan como judíos. Pero: ¿qué pasa de la puerta para afuera?

La mezuzá se encuentra en la puerta de entrada de la casa, el lugar que une la parte interna de la vida y la externa. Mientras hacemos la transición entre nuestra personalidad privada y la pública, necesitamos recordar nuestras fuentes para no perder la identidad.

Moshe tenía razón. La mezuzá no reemplaza los libros dentro de la casa, simplemente es un recordatorio para que, cuando salimos de nuestro propio ambiente y nos enfrentamos al mundo, llevemos a Di-s y Su Torá, nuestros valores y tradiciones, con nosotros.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.